Origen y Evolución del ojo humano

El origen y evolución del ojo humano inició hace cuatro billones de años, el mundo era obscuro, pero no por falta de luz; si no porque sus habitantes eran ciegos.

El ojo que conocemos, es más antiguo, de hecho nuestros ojos se desarrollaron en el mar junto con los peces.

El origen y evolución del ojo se genera a partir de una mancha sensible a la luz compuesta de fotorreceptores. Estos transformar la energía óptica de la luz en energía eléctrica, este proceso se llama transducción.

Después del Big Bang (cuando el universo se creó), se engendró la tierra, cubierta la mayor parte de agua. Dando origen a el primer organismo acuático.

Etapas del Origen y Evolución del ojo

Organismos unicelulares

El primer desarrollo de ojos que tuvieron estos organismos unicelulares fue distinguir luz y sombra, sin formas ni imágenes complejas.

Un ejemplo de organismo unicelular es la Euglena, ésta posee un orgánulo fotosensible conectado al flagelo permitiendo la adaptación.

Otros se adaptaron de diferentes formas

Los anélidos presentan un órgano de la visión más complejo, formado por un grupo de células epidérmicas sensibles a la luz conectadas a fibras nerviosas.

Esto ayudo a la percepción, aunque también solo distingan luces y sombras. Estos órganos en evolución se llaman ocelos o manchas oculares.  Aquellos que evolucionaron con esta característica sobrevivieron y pudieron pasar sus genes y ADN a nuevos organismos.

Conoce acerca más de la luz, aquí

Evolución del ojo según Darwin

La teoría de Darwin aplica no sólo en las islas Galápagos. Su teoría explica como existió la posibilidad del ser humano tal como lo conocemos hoy.

El desarrollo de los organismos que podían distinguir luz y sombra fue por un error de copia en su ADN. Ese error de copia le dio una proteína extra a los organismos y comenzaron a distinguir la luz.

La luz era muy agresiva y los organismos que no podían distinguir de día y noche morían mientras que otros huían. Aquellos que evitaban la luz se reproducían y pasaban sus genes en la noche.

Evolución de los fotorreceptores

Estos organismos que se adaptaron a la luz, tuvieron una mutación adicional, permitiéndoles absorber la luz para alimentarse (fotosíntesis). Los organismos buscaban luz, crecían y otra vez pasaban sus genes, formando un ciclo.

Este proceso es conocido como invaginación del área fotoreceptora, es decir, se remueve la membrana para formar una copa fotosensible. Con ello se consigue aumentar el número de células, permitiendo detectar la dirección de los rayos de luz.

La siguiente fase del origen y evolución del ojo fue cuando el organismo desarrolló un hoyo en su cara, provocando distinguir objetos y otras criaturas.

El hoyo del ojo se convirtió en una cavidad más profunda y después de miles de generaciones la pupila se hizo más chica para que solo entrará la luz necesaria, creando una membrana protectora contra la luz.

Después se desarrollo la lente, una fina capa de células transparentes que fue cubriendo el agujero para evitar infecciones.

El humano pudo ser un pez

Los organismos fueron evolucionando y desarrollando más aditamentos como aletas, escamas, branquias hasta llegar a formar al pez.

Los peces primitivos podían ver tan lejos como un brazo de distancia. Aquel que tenía el mejor ojo, tenía mayor probabilidad de sobrevivir. Los peces desarrollaron un lente para poder ver en alta definición debajo del agua.

Entonces el origen y evolución del ojo fue a partir de los peces, pero ¿por qué no podemos ver debajo del agua? Los peces tienen una capa que les permitía contrarrestar la refracción de la luz en el agua y cuando el primer anfibio se aventuró a tierra, no veía muy bien.

De anfibios a humanos

Este nuevo organismo de tierra se fue adaptando y eliminó funciones del ojo que no necesitaba como ver debajo del agua. De los anfibios se desarrolló el primer mamífero, de ahí el primer primate y finalmente llegamos al: ¡primer cavernícola!

Para ello, el globo ocular se llenó de líquido y mantuvo su forma, mejorando la sensibilidad y concentración a la luz en la retina.

El ojo de los vertebrados añade una especialización de pigmentos visuales, diferenciando fotorreceptores con baja luminosidad (bastones con rodopsina) y fotorreceptores capaces de percibir el color (conos con tres tipos diferentes de pigmentos).

Con el paso del tiempo el ojo perfecciono su enfoque gracias a una lente flexible, el control de la cantidad de luz y otras funciones que permiten apreciar el sentido de la vista como hasta hoy lo conocemos.

Descubre estos alimentos que mejoran la vista 

Conclusión del origen y evolución del ojo

En conclusión el ojo actual con sus órganos complejos  para realizar actividades que parecían imposibles como ajustar el foco a distintas distancias, admitir diversas cantidades de luz y corregir la aberración esférica y cromática, pudo haberse formado por selección natural, indicándonos que los organismos se adaptan al entorno con numerosos cambios  sufriendo una metamorfosis que es heredada a sus descendientes.

“La lámpara del cuerpo es el ojo, si tu ojo está sano, todo tu cuerpo estará lleno de luz”- Mateo 6:22

Jun 15, 2017