Hipermetropía: Síntomas, causas y tratamiento

La hipermetropía es un error refractivo que se ejemplifica con el tipo de visión que tienen los bebés, al no desarrollar sus ojos por completo provocando ver bien de lejos, pero de cerca es borrosa.

La mayor parte de la población desarrolla ojos grandes para que la luz entre de forma correcta al ojo y enfoque objetos cercanos.

Existen casos en los que el ojo no se desarrolla correctamente, provocando que el ojo no doble la luz adecuadamente y las imágenes no se enfoquen. Para estos casos hay dos soluciones: lentes o cirugía.

¿Hipermetropía o Presbicia?

La hipermetropía suele ser confundida con presbicia, la diferencia entre ambas radica en la edad.

La hipermetropía resulta del acomodo y formación del cristalino para poder enfocar la visión, se presenta en niños y jóvenes y es causada por el factor hereditario.

La presbicia o vista cansada es provocada por el desgaste del cristalino por el paso del tiempo, se presenta en adultos.

Conoce más acerca de la Presbicia o vista cansada, aquí.

Síntomas de la hipermetropía

Los síntomas de la hipermetropía son:

  • Dolor de cabeza
  • Cansancio visual
  • Visión borrosa de cerca
  • Entrecerrar los ojos para poder enfocar
  • Picor de ojos
  • Dolor de ojos

¿Cómo es la visión de una persona con hipermetropía?

La función de su ojo enfoca la imagen detrás de la retina y no directamente sobre ella. Se debe al tamaño del ojo es más corto o bien la potencia óptica del cristalino o córnea es menor.

Hipermetropía en niños y bebés

La hipermetropía afecta a la mayor parte de los recién nacidos, debido a que su sistema visual todavía no está desarrollado, conocido como hipermetropía fisiológica.

Durante el periodo de crecimiento tiende a corregirse, cuando el problema no se corrige puede ocasionar ojo vago o estrabismo.

La hipermetropía no se puede prevenir, pero en los niños es importante detectarla a tiempo, por ello las revisiones oftalmológicas periódicas y completas son importantes.

Cuida a tus hijos, evita la miopía infantil ¡Aprende a detectarla!

Diagnóstico de enfermedad refractiva

Es importante estar atento en caso de ver borroso de cerca, la única forma de saber si tienes hipermetropía es haciéndote exámenes optométricos.

En estos exámenes lo más probable es que el médico oftalmólogo utilice herramientas o dispositivos como:

a) Retinoscopio es utilizado para ver cómo se refleja la luz en la retina, al colocar un resplandor de una luz especial en los ojos.

b) Foróptero, instrumento que mide la cantidad de errores de refracción, éste ayuda a determinar la prescripción correcta para corregirlos.

Tratamiento de la Hipermetropía

En cuanto al tratamiento, el primer paso es el diagnóstico oportuno para determinar cuál opción dentro del uso de lentes o la cirugía es conveniente para ti.

¡Conoce nuestras ópticas y elige los lentes que más te acomoden!

Lentes de contacto o gafas

Los lentes, gafas o anteojos son la solución más sencilla y segura. Sólo se hace una evaluación para ver qué graduación necesitas.

Los lentes de contacto son otra opción. Brindan una visión más clara, comodidad y mayor campo de visión.

Ambos reorientan los rayos de luz sobre la retina, compensando la forma del ojo.

Cirugía u operación para la Hipermetropía

La cirugía es la solución permanente que cambia la forma de la córnea, ayuda al ojo a que logre disminuir o eliminar por completo la hipermetropía y por ende a usar lentes de contacto o anteojos.

Los métodos a utilizar pueden ser:

  • LASIK: Láser Eximer remodela la córnea y consigue que la imagen se refracte en ella.
  • PRK-LASEK: Se implanta un lente intraocular con la graduación necesaria que necesita el paciente.

¿Qué es la cirugía LASIK? ¡Conoce más sobre ella, aquí!

Recuerda acudir con un especialista, quién te dará un diagnóstico y una solución personalizada.

¡Encuentra la atención que necesitas en salauno, te esperamos!