¿El embarazo afecta la vista?

¿El embarazo afecta la vista?

El embarazo suele acompañarse de cambios físicos y psicológicos importantes en la mujer, muchos de los cuales son molestos y deben valorarse y/o tratarse con regularidad. Los ojos no son la excepción, ya que los cambios como las alteraciones hormonales, el aumento del volumen sanguíneo y la retención de líquidos también conducen a alteraciones transitorias en los ojos que pueden causar molestias como sequedad en los ojos, visión borrosa e incluso cierto daño a una estructura muy importante llamada retina si la paciente tiene otras enfermedades, como hipertensión o diabetes.

Por lo general, no debes preocuparte y el seguimiento oftalmológico suele bastar para tratar las molestias y revisar si puede ser una complicación más grave; además, estas alteraciones se presentan en el último trimestre del embarazo, no tienden a ser permanentes y suelen desaparecer 2 o 3 meses después del parto o cesárea.

¿Estás embarazada y aún no acudes con tu oftalmólogo? Acércate a nosotros, en salauno contamos con los mejores oftalmólogos para revisarte y tratar estos cambios o molestias durante el embarazo. Agenda tu cita ahora en https://citas.salauno.com.mx.

Cambios oculares NORMALES durante el embarazo:

  • Cambios de refracción y acomodación: el ojo tiene dos estructuras que nos ayudan a enfocar lo que vemos y no tener una visión borrosa. Estas estructuras se conocen como córnea y cristalino, y pueden cambiar su grosor por la retención de líquidos que suele acompañar el embarazo. Estos cambios suelen desaparecer 2 o 3 meses después del parto o cesárea, por lo que no es necesario cambiar la graduación de las gafas ni adquirir gafas nuevas para ver mejor.
  • Sequedad ocular: los cambios hormonales también afectan el ojo y pueden ocasionar alteraciones en la producción de lágrimas, conduciendo al síndrome de ojo seco. Podrás sentir molestias como ardor o sensación de tener un cuerpo extraño en el ojo, especialmente con el uso de lentes de contacto.
  • Manchas en los párpados: así como en otras regiones del cuerpo, las concentraciones altas de estrógenos durante el embarazo hacen que la piel tienda a mancharse, especialmente ante la exposición a la luz solar, por lo que se recomienda el uso de lentes oscuros y evitar la exposición del rostro y los ojos a la luz del sol, a fin de prevenir la aparición de hiperpigmentación o manchas en los párpados, mejillas y el área que se encuentra alrededor de los ojos.

Cambios oculares DE PREOCUPACIÓN durante el embarazo:

Durante el embarazo también se puede desarrollar diabetes gestacional y/o hipertensión arterial o sus complicaciones más graves, preeclampsia o eclampsia. Estos padecimientos pueden causar complicaciones oculares más preocupantes que obligan a las futuras madres a buscar atención oftalmológica, con mayor razón si padecías diabetes o hipertensión arterial antes del embarazo.

  • Retinopatía diabética: la diabetes gestacional o el empeoramiento de la diabetes durante el embarazo pueden causar hemorragias, inflamación o salida de líquido anormal en la retina, lo cual se manifiesta como visión borrosa o visión doble. Esto suele mejorar después del parto, aunque es imprescindible buscar atención de un oftalmólogo para revisar la retina y evitar complicaciones.
  • Retinopatía hipertensiva/desprendimiento de retina: al igual que la diabetes, la hipertensión durante el embarazo o el empeoramiento de la hipertensión previa al embarazo pueden disminuir la oxigenación y aporte de nutrientes del ojo, llevando a daños en la retina que pueden manifestarse como visión borrosa, ver manchas o visión doble. En el peor de los casos, la retina puede desprenderse, lo que pone tu visión en gran riesgo. Acude con el oftalmólogo si presentas hipertensión o sus complicaciones graves, preeclampsia o eclampsia, ya que el riesgo de daños oculares aumenta en gran medida.

La prevención es la mejor medicina, agenda tu cita en salauno haciendo clic en https://citas.salauno.com.mx.

Revisión oftalmólogo

Salauno recomienda

  • Mantén la calma, la mayoría de estos cambios en los ojos son naturales y se revierten a los 2 o 3 meses después del parto.
  • Ante cualquier molestia, acude con tu oftalmólogo para que te revise y recete el tratamiento más adecuado, no es necesario sufrir algo que puede tener remedio, aunque el padecimiento sea transitorio.
  • Más vale prevenir que lamentar. Si padecías diabetes o hipertensión arterial antes del embarazo, es imprescindible acudir periódicamente con un oftalmólogo capacitado para que haga una revisión completa, incluyendo un examen del fondo del ojo, para evitar complicaciones más graves. De la misma manera, acude con un oftalmólogo si la hipertensión arterial o la diabetes se desarrollan durante el embarazo.
  • Acude con el oftalmólogo si ves manchas o si presentas visión borrosa o doble, es importante saber si se trata de un cambio natural por el embarazo o de una complicación de otras enfermedades.
  • Si sientes que tu visión empeora, no es necesario cambiar la graduación de los lentes y mucho menos someterse a cirugía refractiva durante estos 9 meses, especialmente si se trata de un cambio normal del embarazo que mejorará poco tiempo después del parto.
  • No uses gotas para los ojos sin receta médica, puedes afectar al bebé. El oftalmólogo es la persona más capacitada para decidir qué medicamentos son los más adecuados, incluso si únicamente necesitas gotas humectantes/lágrimas artificiales para la sequedad de los ojos.

En salauno entendemos lo importante que es esta etapa en tu vida, deja tu salud en nuestras manos para que puedas dedicarte a lo que más importa, agenda una cita hoy mismo en https://citas.salauno.com.mx.

May 10, 2019