Conjuntivitis: ¿Qué es, causas y cómo se contagia?

La conjuntivitis puede ser calificada como la afección más común de los ojos pero por lo general, también es de las más fáciles de tratar, curar y evitar.

¿Qué es la conjuntivitis?

La conjuntivitis es la inflamación de la cubierta delgada transparente que recubre en su parte anterior a la esclerótida y del interior de los párpados llamada “conjuntiva”.

La conjuntiva contiene vasos sanguíneos que recubren la esclerótica en su capa interna conocida como Fusca.

Cualquier agente que desencadene una inflamación, causa la dilatación en vasos sanguíneos de la conjuntiva, provocando ojos rojos.

Causas de la conjuntivitis

Las causas más comunes son:

  • Virus
  • Bacterias
  • Alergenos (sustancias  que nos provocan una reacción alérgica como el polvo, polen, etc).
  • Contacto a sustancias irritantes o dañinas para la salud (cloro, amoniaco, smog, etc).

Síntomas de la Conjuntivitis

Esta infección se caracteriza por:

  • Enrojecimiento de los ojos
  • Lagrimeo constante
  • Comezón
  • Sensibilidad a la luz
  • Secreción del ojo como una especie de lagaña amarilla o verde
  • Ardor en el ojo
  • Mucosidad y congestión nasal
  • Sensación de tener basura en el ojo

Algunas cirugías presentan los mismos síntomas de esta enfermedad, conócelos

Tipos de Conjuntivitis

Estos síntomas se pueden aliviar con tratamientos sencillos pero que dependen del tipo de conjuntivitis que tengas, ya que existen:

Conjuntivitis Viral

Se presenta por algún virus, por ejemplo la gripa, ésta es contagiosa pero es común que desaparezca en algunos días sin tener que tomar o aplicar medicamentos.

Conjuntivitis alérgica

Aparecer cuando nos exponemos a agentes alérgicos para nuestro organismo, por ejemplo el polvo o el polen. Se alivia con antialérgicos.

Conjuntivitis bacteriana

A diferencia de las demás presenta secreción amarillenta o verde-amarillenta provocando que los parpados se peguen entre sí, además de ser muy contagiosa. El tratamiento para este tipo de conjuntivitis varía entre gotas o pomadas antibióticas, si no es tratada de forma adecuada puede ocasionar severos daños como úlcera córneal o pérdida de visión.

Otro padecimiento común que parece ser peligroso es el derrame del ojo.

Tratamiento para los tipos de conjuntivitis

En cualquiera de los 3 casos, es muy importante que visites al médico oftalmólogo u optometrista  para darte el diagnóstico y tratamiento adecuado.

  1. Para la viral se alivia en un período de días sin necesidad de un tratamiento médico, algún remedio casero para acelerar el proceso es los paños mojados fríos en los ojos, estos se deben cambiar constantemente para bajar la inflamación.
  2. En el caso de la alérgica calma los síntomas con antialérgicos, se recetan en las temporadas abundantes de alergías del paciente.
  3. Y por último la bacteriana, lo ideal son gotas en los ojos o pomadas con antibióticos como la terramicina oftálmica.

¿Cómo evitar el contagio de conjuntivitis?

Finalmente es importante que sepas que la conjuntivitis también se puede evitar, para esto sólo basta con tener buena higiene personal.

Comienza con:

  • Lavarse las manos antes y después de comer o ir al baño, así como después de estornudar o toser, usar una toalla limpia para secarte después de lavarte la cara y manos.
  • Nunca tocarse o frotarse los ojos con las manos sucias
  • No compartir maquillaje, anteojos o lentes de contacto, así como sus respectivos estuches
  • Limpiar adecuadamente lentes de contacto antes de introducirlos en los ojos.
  • Cúbrirse nariz y boca al toser y estornudar.
  • Utilizar desinfectante para manos y úsalo con frecuencia.
  • Limpiar superficies con un antiséptico artefactos de baño, canillas y teléfonos compartidos.

Con estas medidas será más difícil que adquieras conjuntivitis, en caso contrario ve con tu especialista y sigue sus indicaciones.

No tengas dudas y realiza tú tratamiento médico para la vista

¡En salauno siempre nos preocupamos por la salud de tus ojos!

Jun 26, 2017