Los 5 mejores consejos para cuidar tus ojos este verano

Aprende a cuidar tus ojos este verano

La temporada de calor y las vacaciones están aquí. Las altas temperaturas del verano y la exposición prolongada al sol, sudor, agua y otras sustancias aumentan el riesgo de padecer algunos problemas oculares. En salauno te mostramos cómo estar preparados para cuidar los ojos este verano.

1. Limita la exposición directa al sol

Aunque el uso de lentes de sol se recomienda durante todo el año, la exposición a la radiación ultravioleta (UV) aumenta en gran medida en las vacaciones. Si bien se considera que esto daña más la piel, la realidad es que los ojos son más delicados que la piel y sufren más daños. La exposición a los rayos del sol puede causar varias molestas leves e incluso llegar a dañar gravemente los ojos y la visión.

La exposición directa al sol y a los ambientes secos como resultado de temperaturas extremas puede causar sequedad ocular, lagrimeo, irritación de la parte blanca del ojo (conjuntiva) y aumentar el riesgo de presentar carnosidades o pterigiones. Otras consecuencias más graves pueden ser la irritación de la córnea (queratitis) y un mayor riesgo de padecer catarata y daños a la retina y mácula.

Protegerse del sol es una cuestión obligatoria, por lo que recomendamos limitar la exposición directa a la luz solar. Procura mantenerte en la sombra el mayor tiempo posible y no te olvides de usar gorros, sombreros o cualquier tipo de protección que limite el contacto directo de los ojos con los rayos del sol.

Sombrero en la playa para protegerse de la luz del sol en el verano

2. Usa lentes oscuros/de sol

Si bien usar lentes de sol es una práctica que se recomienda todo el año, la exposición a los rayos ultravioleta es mayor y más dañina durante el verano.

Un aspecto muy importante que no consideramos es la calidad de las gafas de sol. Los lentes oscuros adquiridos en establecimientos de poca confianza o no especializados no contienen los filtros necesarios para tener una protección adecuada. Además de no filtrar los rayos ultravioleta, estos lentes sin control sanitario llevan a que la pupila se dilate por el oscurecimiento de la visión y aumenta el riesgo de daños a los ojos.

Procura adquirir los lentes oscuros en un establecimiento certificado para que la protección de tus ojos sea eficaz.

Niña en la piscina en el verano con lentes de sol para protegerse de los rayos uv

En las ópticas de salauno te ofrecemos gafas oscuras certificadas para cuidar tus ojos de la manera correcta. Agenda una cita ahora mismo en https://citas.salauno.com.mx y deja que nuestros profesionales te orienten de la mejor manera.

3. Cuídate del calor, salitre y cloro

El calor aumenta la sudoración alrededor de los ojos y nos invita a refrescarnos en piscinas, balnearios y playas. Aunque estos depósitos de agua se tratan todos los días, la gran cantidad de personas que los ocupan aumenta el riesgo de contaminación del agua y de contraer infecciones. Además, las sustancias que se utilizan para limpiar las piscinas también aumentan el riesgo de irritación ocular. Por lo tanto, el uso de lentes protectores para nadar es una medida que protege tus ojos y de los que más quieres.

La prevención es la medida más eficaz para protegerte. Procura también no compartir toallas y no secarte la cara o el cuerpo con toallas que han permanecido mucho tiempo en el suelo, pasto, tierra o arena para evitar la irritación ocular o el contagio de infecciones.

4. Cuídate de los ambiente secos

Las temperaturas extremas y el uso excesivo de ventiladores y aires acondicionados aumentan la sequedad ambiental. Este tipo de ambientes aumenta la velocidad en que se evaporan las lágrimas naturales de los ojos. La sequedad ocular causa irritación, enrojecimiento y comezón en los ojos, llevándonos incluso a frotarlos y aumentar el daño. Por ellos, cuidar tus ojos limitando la exposición a estos factores no solo te ayudará a evitar estas molestias, también puede prevenir la aparición de conjuntivitis u otros daños más graves.

Si ya padeces sequedad ocular o usas lentes de contacto, el uso de lágrimas artificiales es otra medida que puede ayudarte a combatir este problema.

¿Padeces sequedad ocular? Acude con nuestros especialistas en salud visual para recibir la mejor atención y brindarte el tratamiento adecuado. Programa una cita con nosotros haciendo clic en https://citas.salauno.com.mx

Tres niñas nadando con protección con lentes para nadar en el verano

5. Limita el uso de lentes de contacto

No se recomienda el uso de lentes de contacto en piscinas, ríos, lagos o en la playa. Esto aumenta el riesgo de irritación ocular por las sustancias en el agua, por el contacto con el sudor o por el contacto con la arena. Te recomendamos utilizar lentes de armazón si realizarás cualquiera de estas actividades, de preferencia lentes oscuros graduados.

Ahora bien, si no puedes prescindir de los lentes de contacto, procura cuidar mejor tus ojos utilizando otros dispositivos de protección, como lentes para nadar. Es importante que pongas todo de tu parte y ayudes a tus ojos. Al retirar los lentes de contacto, no olvides lavarte bien las manos con agua y jabón antes de hacerlo e hidrata tus ojos con gotas apropiadas. El cuidado y limpieza de tus lentes de contacto es imprescindible.

Esperamos que estos consejos te sean útiles, seguirlos te ayudará a prevenir complicaciones y molestias visuales considerables. ¡Queremos verte bien y que disfrutes el verano sin preocupaciones!

Si tienes más dudas, no olvides que puedes acudir con los profesionales en salauno haciendo clic en este enlace https://citas.salauno.com.mx para recibir consejos, revisarte y/o adquirir lentes protectoras adecuadas para este verano. ¡Te esperamos!

Jul 1, 2019