Polos Opuestos se atraen en la naturaleza

Los polos opuestos  se atraen para regular procesos naturales como ¿alguna vez habías pensado en cómo las abejas encuentran la flor correcta que tienen que polinizar?

Polos Opuestos se atraen según la naturaleza

Las abejas y las flores evolucionaron por así decirlo, siendo parejas de por vida. Su conexión sin embargo se debe a un factor muy importante: la luz ultravioleta.

Luz Ultravioleta (UV) en la polinización

Este tipo de luz esta presente todo el tiempo, pero como la infrarroja no podemos apreciarla. Sin embargo todos hemos sentido los efectos de la luz ultravioleta.

En la playa por ejemplo, después de salir del mar siempre vamos directo al camastro para secarnos y asolearnos. Los rayos UV son parte de los rayos solares y producen efectos en la salud al ser una radiación entre no-ionizante e ionizante, nuestra atmósfera nos protege de esta luz.

La palabra ultravioleta viene del latín, que significa más allá del violeta.

Violeta es el color con la frecuencia más alta visible para el ser humano. Esta frecuencia de luz es pequeña para que nuestro ojo la perciba (400 nm (4×10−7 m) y los 15 nm (1,5×10−8 m)), pero las abejas tienen sensores para percibirla.

Las flores absorben luz ultravioleta de los rayos del sol, esta luz se concentra en el medio de la flor, donde se encuentra el polen. Nosotros vemos a la flor de un mismo color, pero las abejas solo ven el color en el centro.

Las flores que pueden absorber más luz ultravioleta tienen más probabilidad de ser polinizadas y su especie sobrevivirá. Sin embargo la relación de las abejas no se basa solamente en el factor de la luz UV, va más allá.

Cargas eléctricas en la polinización

En la tierra existen dos polos: Norte y Sur éstos tienen un campo electromagnético. Los polos tienen una carga, el Norte es la carga negativa y el Sur la positiva. Juntos se complementan para que la Tierra funcione. Nosotros no somos ni positivos ni negativos, somos neutros.

Las abejas y las flores tienen cargas electromagnéticas por lo tanto son polos opuestos que se atraen, es decir, las abejas crean una carga positiva, mientras que las flores una carga negativa.

Si las abejas pueden ver el polen de las flores ¿de qué les sirve poder sentir los campos magnéticos de las flores?

Es importante percibir ese campo magnético, porque cuando llegan al centro de la flor su carga positiva atrae la carga negativa del polen, de esta forma el polen se “pega” a la abeja y así consigue el polen. Al poder percibir estas cargas, la abeja sabe distinguir que flores ya han sido polinizadas.

Las abejas son una parte clave de los ecosistemas del mundo. Poliniza las flores para ayudarlas a reproducirse y además crea un producto natural delicioso: ¡la miel!

“Ojo por ojo y el mundo acabará ciego”-Mahatma Ghandi

Jun 26, 2017