Internacionalista por vocación, humanista por convicción

El 27 de Julio del 2017, nuestra directora de Mejora Continua; Daphne Leger realizó una entrevista con su universidad de posgrado: Harvard Business School. Harvard es una de las universidades más reconocidas a nivel mundial y tiene un prestigio académico invaluable. Daphne relató su historia a la revista universitaria, desde su infancia hasta sus motivos por convertirse en una actora del cambio en el ambiente social.

Daphne; francesa de nacimiento pero internacionalista por vocación se mudó con su familia a California a los 7 años (sin saber una palabra de inglés). A los 12 años se mudó a la India donde continuó sus estudios, pero regreso a Estados Unidos 3 años después, la mudanza no fue permanente, dos años después se mudó a Vancouver, Canadá (su catorceava escuela en su juventud)

Con tanto movimiento cultural, internacional y escolar Daphne desarrolló un espíritu viajero y un amor por conocer el mundo. Esta mente abierta la encarrilo a estudiar Relaciones Internacionales en American University e hizo un intercambio en Ghana para reforzar sus perspectivas mundiales.

Todo esto apuntaba para que Daphne se convirtiera en una diplomática, embajadora o alguna carrera afín, pero entre más conocía como funcionaba la política más se alejaba de ese ámbito. La ahora directora de mejora continua en salauno, siempre tuvo una pasión por el desarrollo social y ese fue el camino que decidió tomar.

Tras graduarse de la licenciatura se integró al banco mundial y aunque la lleno de conocimientos y aprendizaje ella quería seguir un modelo ingenioso que tuviera un impacto más grande y palpable para las personas más necesitadas. Se dio cuenta que necesitaba más conocimientos sobre negocios y administración, su jefe del banco mundial la alentó para que aplicará a Harvard e hiciera un MBA ahí; lo logró.

Durante su estancia en Harvard, Daphne fue parte de proyectos de consultoría de impacto social en el Perú y la República de Haití. Su pasión por el desarrollo hasta la actualidad no ha cambiado.

Al terminar su tiempo en Harvard, se mudó a México, donde trabajo con una empresa tecnológica social que se enfoca en ayudar a modernizar las operaciones de pequeñas tiendas de abarrotes. Tres años más tarde busco un nuevo reto, siempre con el insaciable por mejorarse y a su entorno.

salauno fue ese nuevo reto.

A Daphne le captivó la misión, visión, la organización empresarial y al instante se enganchó. Tras haber cursado su maestría en administración, logró negociar un proyecto de un mes con los fundadores de salauno, Javier y Carlos, para demostrar que ella era la indicada para generar más cambios y mejoras en la empresa.

Al finalizar el mes,  el impacto del proyecto  obtuvo resultados muy positivos. Las mejoras no fueron solamente financieras y administrativas pero también en el impacto de las vidas de los pacientes. Los fundadores decidieron quedaron impresionados y le ofrecieron una plaza permanente como Directora de Mejora Continua.

Daphne implementó todas las herramientas que le otorgó la prestigiada universidad de Harvard en salauno. Ideologías y modelos de Six Sigma Lean y Diseño Centrado en Personas para hacer más eficiente a la empresa y de esta forma poder tener más alcance a las personas más necesitadas.

En salauno cada vez que Daphne no siente su impacto en las personas, baja para ver que es lo que esta pasando y cada día se impresiona más con lo que hacen: cada día más personas pueden volver a ver gracias a todos los proyectos que se implementan, este cambio palpable llena de energía y optimismo a Daphne para continuar dando todo por mejorar a salauno pero aún más a las personas.

En la entrevista la internacionalista nos platica de una paciente que tuvo un impacto enorme en su estancia en salauno; la señora Soledad. Soledad tenía cataratas y por su pérdida de visión se lastimó en la casa tras una caída y había perdido el sentido de su vida. El día de su cirugía, Daphne estuvo ahí cuando la enfermera le quito un momento el parche, un momento que le cambio la vida:

Soledad me volteo a ver y me dijo, “¡Te puedo ver! Normalmente no te vería, pero te veo. ¡En color y todo!”

 Esta memoria quedo grabada en Daphne y es un motor que la impulsa a ser una mejor persona y en pensar en formas para conectar con más personas para poderles devolver no solo la visión, pero el sentido de la vida y la felicidad.

Con todas estas experiencias de vida la directora ve el futuro con optimismo y ganas de crear aún todavía más impacto en el mundo. Ella esta segura que sus implementaciones de mejora operativa tienen un impacto inimaginable en los pacientes de salauno. Siempre ha tenido una mente impulsada por la innovación y cree que la innovación de empresas pueden tener un impacto social enorme e invita a los estudiantes, emprendedores y a las personas a innovar y no solo seguir los mecanismos tradicionales.

Leer nota completa…

Sep 4, 2017