Dacriointubación

El especialista utilizará un tipo especial de láser para hacer un par de cortes en el iris (el área que le da color a los ojos).

¿Qué es la Dacriointubación?

Esta es una cirugía en la que se coloca un pequeño tubo en el lagrimal que permite que las lágrimas fluyan de forma normal. Este tipo de operación es indicada para los pacientes que tiene el conducto del lagrimal obstruido o cerrado, lo que impide que los fluidos naturales no puedan salir.

Cuando las lágrimas no salen del ojo de forma normal se ocasiona una condición conocida como epífora, que es el exceso de producción de lágrimas que se acumulan en el ojo.

Esto puede verse cuando uno de tus ojos está lloroso de manera constante y no hay un motivo aparente.

Cita de Diagnóstico

$350

Consulta con oftálmologo por $100
Tonómetro (toma de presión ocular)
Autorefractometro (examen computarizado)
Revisión con el optometrista

¿Por qué se tapan los lagrimales?

Algunas personas desde su nacimiento carecen de un conducto bien formado y muchos recién nacidos pueden presentar bloqueos en el lagrimal que en los primeros meses de vida desaparecen.

En otras ocasiones, los pacientes tienen un lagrimal normal, pero que con el paso del tiempo se tapa ocasionado el envejecimiento natural de los ojos, por un tumor, por tratamientos para otro tipo de padecimientos, un golpe o una infección.

¿Cómo saber si tengo un lagrimal bloqueado?

Algunos síntomas recurrentes en el caso de lagrimales bloqueados son:

– Lagrimeo excesivo
– Enrojecimiento de la parte blanca del ojo
– Infección o inflamación ocular que no desaparece
– Inflamación dolorosa en la esquina del ojo que se encuentra cerca
de la nariz.
– Aparición de costras en los párpados
– Formación de moco o pus en los párpados o que cubre la
superficie de los ojos.
– Visión borrosa

¿Qué cuidados puedo tener para prevenir los lagrimales bloqueados?

Para evitar que los lagrimales se bloqueen, impidiendo el paso de las lágrimas hacia el exterior; es muy importante tener cuidados como:
-No tocar la zona cercana a los ojos con las manos sucias.
-Evita dentro de lo posible frotar los ojos con las manos y si lo haces, que no sea con frecuencia o con mucha fuerza.
-Si utilizas lentes de contacto mantén la higiene y sigue las recomendaciones de tu doctor de los ojos.
– Si te maquillas, utiliza productos en buen estado, cámbialos con frecuencia para evitar que se contaminen con bacterias y estas se transmitan a tu ojo y muy importante, no compartas los productos cosméticos con otras personas.
-Acude a tu doctor de los ojos al menos una vez al año.